cochinillo dieta

La dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una herencia cultural y un estilo de vida basado en el consumo de productos locales, sanos y naturales. Está relacionada con los cultivos agrícolas, la pesca y la cría de animales.

Ha sido declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco para conservar un legado cultural y gastronómico que reconoce a los territorios mediterráneos desde hace siglos. También respeta el medioambiente, favorece un crecimiento sostenible y promueve el turismo gastronómico.

Alimentos básicos que la integran.

Los alimentos que deberían ser consumidos diariamente son las verduras, legumbres, fruta, frutos secos, pasta, arroz y productos lácteos. Son las principales fuentes de nutrientes, vitaminas, fibra y minerales de nuestra dieta.

fruta cochinillo
La fruta de la dieta mediterránea

La carne, el pescado y el huevo deben de consumirse un par de veces a la semana, nos aportan proteínas de calidad, grasas y vitaminas.

Otro de los productos más recomendados es el aceite de oliva, contiene un alto contenido de vitamina E y carotenos. Además del consumo de vino con moderación.

Beneficios para la salud.

La dieta mediterránea previene la obesidad y las enfermedades del corazón. Nos ayuda para combatir contra el asma, la diabetes y el colesterol.

También disminuye el riesgo de padecer cáncer y alarga la esperanza de vida.

El cochinillo forma parte de la dieta mediterránea.

El cochinillo segoviano es perfectamente compatible con la dieta mediterránea, cabe destacar que presenta un gran contenido de agua, lo cual es beneficioso para lograr una dieta equilibrada.

La carne de cochinillo presenta valores semejantes de proteínas que la carne de cerdo adulto, sin embargo contiene menos grasa.

Este alimento es una buena fuente de vitaminas, específicamente la vitamina B. Las vitaminas son elementales para mantener una correcta salud en los tejidos que conforman nuestro cuerpo.

El cochinillo es una buena fuente de minerales. Diferentes estudios epidemiológicos avalan que es verdaderamente efectivo un consumo de esta carne para mantener un buen estado nutricional respecto al hierro. También destaca la presencia de magnesiopotasioselenio y fósforo.

En la dieta mediterránea las carnes blancas son más recomendadas en consumos semanales que las rojas ya que, por sus propiedades, se consideran más saludables que las rojas. La carne del cochinillo se considera dentro de la clasificación de carnes blancas.

Mesa del cochinillo
La dieta mediterránea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *